El Project Monitoring constituye una óptima herramienta de control de las inversiones que realizan los propietarios y promotores en bienes inmobiliarios.

Supervisamos la inversión durante el proceso constructivo, mediante certificaciones de los trabajos que se emiten periódicamente, tras la comprobación de la correcta asignación de medios, materiales y facturas de obra a los centros de suministro designados.

Asistimos como observador de los propietarios o inversores a las reuniones de obra, para reconocer, prever y anticipar riesgos de la promoción.

Comunicamos información mensualmente sobre la calidad y los plazos, a la vista del desarrollo de las obras, en comparativa a lo contratado inicialmente con el constructor.